jueves, 15 de junio de 2017

PLUMA NEGRA



EN JULIO LLEGAN LAS PLACAS
 
Por: José Calzada

El problema de la falta de placas vehiculares en el estado de Veracruz pronto se resolverá, la tardanza obedece a una más de las fechorías del regordete ex gobernador Javier Duarte de Ochoa que también se embolsó los 60 millones que debía a la empresa encargada de hacer las láminas y engomados en el último año de su gobierno, y aunque el nuevo gobernador Miguel Ángel Yunes Linares pagó la deuda, las políticas de la empresa no permitieron volver a emitir placas en seis meses como sanción al retraso del pago. De acuerdo a las políticas aplicadas a las tres únicas empresas que cuentan con autorización de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal, una vez boletinados los deudores no se les otorga servicio hasta después de seis meses de cubrir el pago.
Ante esas políticas el gobernador Yunes nada pudo hacer para revertir el daño remanente de le dejó su antecesor en el tema del transporte público y se vio obligado a decretar en abril pasado la violación a la ley, es decir, permitir la circulación de vehículos automotores sin placas y con permisos incluso, vencidos. La medida tiene el objetivo de no generar un rechazo social por la aplicación lineal de la ley.
Yunes linares emitió el 25 de abril, el decreto publicado en la Gaceta Oficial del estado en el que establece que podrán circular temporalmente en Veracruz automóviles sin placas ni engomados además, “se dispone la emisión de permisos sin pago de derechos, por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, para circular provisionalmente sin placas metálicas, tarjeta de circulación y calcomanía numeral, en favor de los propietarios o poseedores de vehículos de motor del servicio particular y remolques, que al acudir a las oficinas de hacienda del estado habilitadas como centros de ordenamiento vehicular, a darse de alta en el registro estatal de contribuyentes en materia vehicular liquiden las contribuciones que con tal motivo se generen a su cargo, en tanto la secretaría de finanzas y planeación no pueda hacerles entrega de los citados valores de tránsito”, pero en los próximos días se acabará ese privilegio porque los seis meses de sanción se vencen en julio y entonces vendrá el gran problema de emplazamiento y regularización de vehículos que saturará las oficinas de gobierno de esa área.
Sin duda que la situación fue aprovechada muy bien por el gobernador Yunes Linares para soltar la rienda un poco a los tenedores de los vehículos automotores y ahora vendrán la reculona con el pago de los impuestos y la regularización ante la ley, pero sobretodo con lo engorroso de los trámites ante oficinas repletas que abren las puertas al coyotaje y la corrupción.
En el mes de julio, se iniciará con el Vía Crucis de la regularización vehicular y en la calle los agentes de tránsito y policía vial reactivarán su economía con los moches de los automovilistas a cambio de circular sin problemas.
LUCRO DE LAS CONCESIONES
En el estado de Veracruz circulan más de 100 mil taxis de los cuales un 15 por ciento están en situación de irregularidad y otros tantos solo tienen permiso, en el último año del gobierno e Javier Duarte fueron entregadas 10 mil concesiones pero solo con permiso, de los cuales la mayoría fueron para los diputados locales, dirigentes sindicales y políticos, ninguna para los verdaderos trabajadores del volante. Y si Javier Duarte emitió esos permisos para saturar las calles de taxis, lo menos que se esperaba es que el nuevo gobernador del cambio, cancelara esos permisos y evitara un problema creciente, pero no, el lucro político de esas concesiones vale más para el partido en el gobierno que el orden en las calles.
Es así como en los próximos días se preparan al menos cinco magnos eventos, en los que el gobernador mismo en persona, entregará de mano los títulos de concesión de los taxis que inició su antecesor.
En Veracruz donde la falta de oportunidades y empleos es una constante, la cadena de complicidades que generan las concesiones de taxis se traducen en rentabilidad política para el gobernante en turno y es por eso, que como si fuera un favor los veracruzanos agraciados con placas deberán tomarse la foto con el gobernador Miguel Ángel Yunes y agradecerle que tendrán la oportunidad de contribuir a congestionar las calles para ofrecer el servicio de transporte público urbano en esa modalidad.
Los eventos ya se organizan con el respaldo de las mismas organizaciones sindicales que pactaron con Javier Duarte, ahora con el nuevo gobernador se enlazan para participar en los evento multitudinarios en Coatzacoalcos, Orizaba, Veracruz, Xalapa, Poza Rica y Pánuco.
LLEVA ROCIO NAHLE LA INSEGURIDAD A CONGRESO
La diputada federal Norma Rocío Nahle García, del Grupo Parlamentario Morena, presentó un punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a emprender acciones para atender la grave situación de inseguridad que prevalece en el estado de Veracruz, ante la incapacidad y las promesas incumplidas del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares que en seis meses se comprometió a revertir las estadísticas y recuperar la certidumbre, sin embargo, las ejecuciones a lo largo y ancho de la entidad son pan de cada día. Los únicos detenidos y procesados responden a temas relacionados con sus enemigos políticos.
Este miércoles 14 de junio, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, ante los hechos violentos y el comportamiento omiso del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares de disminuir la incidencia delictiva en el Estado de Veracruz, exhorta al titular del Ejecutivo federal para que de manera inmediata emprenda, en el ámbito de sus facultades, acciones necesarias para atender la grave situación de inseguridad que prevalece en la entidad, y que amenaza la paz pública; lesiona el Estado de derecho y ha puesto en peligro a la sociedad veracruzana, así como también solicita el envío de fuerzas federales para garantizar la seguridad en la entidad.
Roció Nahle puso el dedo en llaga y aseguró que Morena ha puesto de manifiesto en distintos momentos su preocupación por la delicada situación en que se encuentra el estado de Veracruz, sumido en una crisis de inseguridad provocada por una violencia criminal desbocada. Los gobiernos en turno, el de Javier Duarte de Ochoa y ahora el de Miguel Ángel Yunes Linares, han sido incapaces de detener este clima de muerte y barbarie y de devolver a los veracruzanos la tranquilidad que tanto anhelan.
Los datos aportados por MORENA son escalofriantes, en un comparativo de los primeros cinco meses de gobierno de Fidel Herrera, Javier Duarte y Yunes elaborado por Morena con esos datos oficiales. Así con Herrera se reportaron 218 homicidios dolosos, con Duarte 275, y ahora con Yunes son 620. En materia de secuestro el delito escaló de 4 casos con Herrera, a 13 con Duarte y 75 con Yunes. En lo que respecta a extorsión, se presentaron 49 casos con Herrera; 143 con Duarte y 200 con Yunes. En robo de auto con violencia se reportan 113 con Fidel Herrera, se incrementa a 657 con Duarte y se disparan a 1045 con Yunes. En robo de auto sin violencia, con Herrera se registraron 821; con Duarte se duplicaron hasta alcanzar la cifra de 1918, para ser superados con Yunes al llegar a 2261 casos, sin contar los delitos cometidos que no se denunciaron en el período estudiado.

No hay comentarios.: