sábado, 17 de junio de 2017

Cárceles veracruzanas, antesala del infierno

Veracruz.- Acaba de descubrir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que en los Centros de Readaptación Social (Ceresos) de Veracruz existen autogobiernos de reos que “manejan” las cárceles, de acuerdo con un Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria que ha realizado en 2016, y donde señala que "en por lo menos 4 de los 5 Ceresos y Ceferesos que se encuentran en el estado hay problemas de inseguridad y violencia al interior de estos, y de reos que ejercen “autoridad” sobre sus pares". En ese sentido señala el estudio de la CNDH que a nivel nacional "las cárceles en el estado se ubican por encima de la media nacional que es de 6.27, y la entidad ocupa el lugar número 13 a nivel nacional en cuanto a esta calificación, con un 6.54, que resulta la más baja desde 2014, cuando el promedio fue de 6.93". Indica que el caso del Centro de Reinserción Social de Acayucan "es el más notable, pues la CNDH le otorgó la más baja calificación en el estado, al otorgarle una calificación de 5.65; le siguen el de Pacho Viejo, con 6.18; luego el de Coatzacoalcos, con 6.76 y Amatlán con 7.59" y explica que en esas cárceles "existen deficiencias en seguridad, infraestructura, acceso a la salud, alimentación y hasta a la interposición de quejas". En el Cereso de Amatlán, alguna vez ejemplo de orden a nivel latinoamericano, la CNDH detectó "problemas por sobrepoblación, insuficiente personal de seguridad y custodia, y presencia de actividades ilícitas, e insuficiencia en los procedimientos para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos; falta de equipamiento e higiene en cocina y comedores", mientras que en Pacho Viejo detectaron que "no se garantiza la integridad personal del interno, su estancia digna y que existen condiciones de autogobierno, entre los reos" y por ello en 2016 la CNDH reportó que se interpusieron 33 quejas presentadas ante CEDH y la Fiscalía General del Estado. En el caso de Coatzacoalcos, la CNDH detalla que "existe una marcada falta de higiene en dormitorios y falta de equipamiento e higiene en el área médica, insuficiencia en los programas para la prevención y atención de incidentes violentos; violaciones a derechos humanos y atención en caso de detección; insuficiencia en los procedimientos para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos. No hay suficiente personal de seguridad y custodia, y existe el ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad del centro como forma de autogobierno o cogobierno y la presencia de actividades ilícitas. Por cuanto hace al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 5, ubicado en Villa Aldama registró una calificación de 6.95 y severos problemas en los procedimientos para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos, además de insuficiencia de personal de seguridad y custodia y deficiencias en el proceso para la imposición de las sanciones disciplinarias.

Gobernantes

No hay comentarios.: